Ricardo González Vigil: “La poesía es irremplazable. Es una forma de enriquecer la sensibilidad y el vuelo de la imaginación”

Angélica Ordoñez y Manuel Ortiz

Universidad Nacional Mayor de San Marcos

Con siete poemarios y más de 50 volúmenes de crítica literaria publicados, Ricardo González Vigil —poeta, catedrático y Doctor en Literatura Peruana, por la Pontificia Universidad Católica del Perú— se ha convertido en uno de los investigadores peruanos de mayor renombre a nivel internacional.

El escritor nos comentó acerca de sus primeros pasos en el mundo de las letras y cómo fue que su inmensa admiración hacia los representantes de la literatura peruana marcaron un antes y un después en su vida tanto profesional como personal.

Gonzalez Vigil 1

La literatura peruana es única

González Vigil siempre consideró importante recoger la herencia cultural de nuestro país, ya que una de sus expresiones más ricas es la literatura, que viene tanto de la tradición oral —de los pueblos andinos, amazónicos, y afroperuanos—, como la escrita y moderna.

El Perú tiene uno de los conjuntos más valiosos de la literatura latinoamericana, tanto en poesía como en narrativa. “Lo que encuentro peculiar en el Perú es que da una serie de ejemplos, desde la época del Inca Garcilaso, que presentan la necesidad de reafirmar nuestras raíces indígenas, pero también la capacidad de abrirse a la influencia que viene de la cultura occidental y de las demás”, señaló el especialista.

Según el investigador, autores como Ricardo Palma representan el contacto con lo afroperuano y otros, con lo amazónico. El Perú, de modo privilegiado, como dice Arguedas, retrata un país de todas las sangres, donde el mestizaje es el norte; o como lo llama Jorge Basadre: la promesa de la vida peruana.

“Me parece que, aunque otras literaturas como la mexicana, tienen autores valiosos, el Perú es el que, a través de la poesía de César Vallejo, las novelas de José María Arguedas, los ensayos de José Carlos Mariátegui y de Jorge Basadre, presenta con más riqueza y profundidad esa fusión de culturas”, afirmó.

El crítico subrayó la capacidad que tienen los escritores peruanos de apropiarse de formas literarias e imprimirles un sello distinto: “Los cronistas toman un género europeo, pero terminan produciendo algo tan diferente como Guamán Poma de Ayala. Ricardo Palma creó un género propio: la tradición, tomando modelos también europeos, pero los cambió, los transformó, les dio un sello nuestro. Arguedas ‘quechuisa’ el español, hace que la novela tenga características distintas a la novela europea. Mientras que, Vallejo —de un modo más genial, sobre todo en Trilce y Poemas humanos— produce un lenguaje nuevo y único. Todo esto no hay en otro sitio”, añadió.

Este evidente asombro y pasión por la literatura peruana lo llevó a escribir la épica colección “Cuentos Inolvidables del Perú”, que recogen obras desde las del Inca Garcilaso, pasando por las de Arguedas, Ricardo Palma, Ribeyro, hasta las de Oswaldo Reynoso, Laura Riesco, Pilar Dughi, entre otros. En cada tomo ofrece ejemplos representativos de la diversidad de los escritores peruanos.

“Son cuatro volúmenes y comencé, precisamente, con la tradición oral, la herencia mítica, las leyendas y esta cosmovisión de los pueblos originarios del Perú. Después, muestro la riqueza desde la llegada de los españoles y cómo subsiste en este momento la tradición oral. Y, a lo largo de los otros tomos, voy estableciendo cómo se produce la literatura en el siglo XIX, XX y lo que va del siglo XXI”, explicó.

“El crítico es como una persona que escucha un buen chiste y quiere contarlo”

El autor de importantes antologías siempre fue un lector ferviente y, a los 13 años, comenzó a escribir poesía. Pero, tiempo después, se dio cuenta que le gustaba compartir con los demás, no solo lo que escribía, sino también los libros que lo habían enriquecido.

“Yo no me di cuenta, pero me estaba preparando para dos tareas: ser crítico, comentar los libros y decir “estos son valiosos por tal motivo”, dar la información necesaria para que profundicen la lectura; y ser profesor, pues en la docencia descubrí que me gusta ser el puente entre los lectores y los libros”, confesó.

El catedrático coincidió en afirmar que los peruanos leen poco y no comprenden. La educación y la literatura van de la mano. “Durante el crecimiento del bebé se le debe motivar con canciones y cuentos, para que pueda ir sintiendo la riqueza y la belleza de jugar con las palabras. Pero las familias…, la situación económica en el Perú deja mucho que desear, no hay un hogar bien conformado; y cuando el niño va a la escuela, se encuentra con una educación muy pobre. Los padres y profesores no están bien preparados, convirtiéndose esto en un círculo vicioso”, lamentó.

Ante esta problemática, sugirió que la solución sea una mayor inversión: más bibliotecas públicas, mejor preparación en las universidades, mejores sueldos para los profesores y mejorar el poder adquisitivo de la población. Es decir, se requiere de todo un cambio. “Si uno no tiene educación, no vamos a tener ciudadanos formados, con criterios y valores. Es cuestión de formar la base y ella se encuentra en los primeros años de vida”.

Gonzalez Vigil 2

Existe la necesidad de producir poesía para todas las edades

Con su nueva colección, Poesía Peruana Infantil (2019, Mascapaycha), González Vigil pretende rescatar la poesía que se está descuidando en la etapa escolar. “La poesía es irremplazable, es una forma de enriquecer la sensibilidad y el vuelo de la imaginación. Trato de transmitir los valores ideales al niño, como jugando. A él le gusta las adivinanzas, los trabalenguas, las rondas, lo prepara también para la música, o el teatro”, añadió.

A pesar de dedicarse a la formación universitaria, comprendió que también es necesario llegar al público infantil. A partir de ello, gran parte de su producción literaria está dirigida a niños y adolescentes. “Es una responsabilidad transmitir a los demás lo que uno conoce, lo que uno ha leído”, precisó.

Poemas de amor (2018, Maskapaycha), reúne una selección de su obra poética y composiciones inéditas. “En esta publicación se encuentran poemas que he venido escribiendo desde los años 70 y le he agregado algunos que no estaban en mis libros, dándole una cierta cohesión y estructura. Uno de los temas que he abordado a lo largo de mi vida es la búsqueda del amor, hasta encontrar a la pareja ideal: mi esposa”, finalizó sonriendo.

Rapiditas

¿Poesía o narrativa?
Poesía

¿Trilce, Poemas humanos o España, aparta de mí este cáliz?
España, aparta de mí este cáliz

 

Una gran poetisa peruana.

Blanca Varela.

 

¿Oswaldo Reynoso o Laura Riesco? (cuya obra, El truco de los ojos, calificó como “la mejor novela peruana escrita por una mujer”)
Laura Riesco

 

¿Su inspiración?
La búsqueda de lo absoluto, de lo que da sentido a la vida

 

Un mensaje para los lectores y no lectores.
Leer es vivir con intensidad, con profundidad; ingresar a los niveles más profundos de nuestra vida, tanto la vida interior como las relaciones con los demás. Vivir se enriquece con la lectura. La lectura es una forma de vida.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s