El Nobel en la FIL: Un Varguitas para todos

Por Ibis Meléndez

Este año, la Feria Internacional del Libro de Lima brinda homenaje al reconocido escritor peruano Mario Vargas Llosa, motivo por el cual viene ofreciendo una serie de actividades en torno a su obra literaria, de las cuales, notablemente, las más aclamadas han sido en las que el autor ha participado.

En los tres primeros días de feria, nuestro Premio Nobel recorrió los distintos stands, la galería fotográfica en su honor y brindó tres actividades que acogieron a pequeños y grandes en el auditorio Blanca Varela. A continuación, un balance de lo que fue el fenómeno Vargas Llosa.

El primer encuentro

Las amplias filas por conocer a Varguitas no se hicieron esperar, público adulto y joven esperaban ansiosos su llegada. Sin embargo, esto ocasionó tumultos e inseguridad al momento del ingreso al evento. Gran cantidad de público quedó fuera del recinto al llenarse el aforo permitido, lo que originó mayor caos en el espacio. La solución a dicho suceso fue la proyección del conversatorio en la parte posterior a la sala: si bien fue una opción, muchas personas quedaron decepcionadas al no poder escuchar de cerca al escritor.

Para el inicio de la feria se preparó el evento “El futuro del Perú y de América Latina”, en el que, en compañía de Andrés Oppenheimer, Carlos Montaner y Rosa María Palacios, el autor del Boom hispanoamericano analizaría la realidad actual de Latinoamérica, reparando especialmente en el Perú. El ámbito político fue el tópico más resaltante, ya que la actual dictadura en Venezuela fue punto de partida para un diálogo sobre los gobiernos, los partidos políticos y la problemática de la corrupción.

El momento más recordado de este debate sería cuando se le cuestiona a Vargas Llosa su apoyo a Alejandro Toledo en las elecciones del 2000, puesto que actualmente el expresidente ha sido detenido tras las acusaciones en su contra por el recibo de coimas de parte de la empresa brasileña Odebrecht. Ante esta mención, el escritor respondió bastante resuelto al admitir que él recomendó no solo a Toledo, sino también a Ollanta Humala y a Pedro Pablo Kuczynski, todos acusados de corrupción. Empero, planteó que de no apoyar a dichos candidatos, las riendas del país podrían caer nuevamente en manos del fujimorismo y evitar dicho suceso era prioritario.

Esta primera cita concluyó con el pronunciamiento del autor arequipeño en torno a la educación nacional. “Un país que quiere prosperar y modernizarse debe dar mucho énfasis a la educación. En un país como el Perú, además, la educación es el instrumento privilegiado para conseguir que exista aquel elemento fundamental de una democracia, que debe ser la igualdad de oportunidades”. Remarcó la brecha de desigualdad social en el país, que debe ser trabajada a partir de la educación y el fortalecimiento de los profesores.

Con una mirada esperanzadora por convertir la enseñanza en una verdadera herramienta de lucha por la igualdad, la charla llegó a su fin y los participantes quedaban aun más ansiosos por continuar escuchándolo en un nuevo día de feria.

La novela y su paraíso

El público aprovechó cada oportunidad de estar cerca a nuestro Premio Nobel y, en el segundo día de feria, con el antecedente del primer evento, las filas para ingresar a la sala Blanca Varela se iniciaron al mediodía. En esas horas eternas previas al evento, jóvenes y adultos aprovecharon en dialogar sobre su acercamiento a la obra vargasllosiana. Múltiples historias fueron contadas en esos momentos, lo que produjo un intercambio generacional que permitió ver las conexiones que tienen los lectores ante algo tan profundo como es la literatura.

Como era de esperarse, la cantidad de espectadores superó el aforo de la sala. Por segundo día consecutivo, hubo gente incómoda, molesta, que no dudó en lanzar arengas que se escucharon durante la conversación. Esto no impidió que quienes lograron ingresar disfruten del diálogo clave “Los paraísos narrativos de América Latina”, integrado también por el escritor nicaragüense Sergio Ramírez y Patricia del Río.

Se puso en debate la imagen mítica de la novela y cómo este género llega al continente latinoamericano, dando cuenta así de las muchas batallas que se dieron en su resistencia. Un foco relevante fue la prohibición de la novela durante el periodo de conquista a América Latina. Los libros llegaban de contrabando, eran leídos por quienes osaban romper las leyes de aquel entonces y se buscaba una figura ficcional.

Si bien el diálogo sobre el ámbito literario fue potente, la conversación también se enfocó en el lado político del continente. Ante ello conviene hacer las conexiones del caso, ambos escritores son actores que han participado de manera activa en la política de sus países; además, tanto Sergio Ramírez como Vargas Llosa fueron candidatos a la presidencia y ninguno alcanzó la victoria. Desde este punto, cabe resaltar que la novela cumple una función social, enmarcándose en un contexto problemático.

Resultó interesante el debate que se despertó a raíz de concebir a la novela como un género propio de una sociedad en conflicto, tal como resalta la idea de que “el éxito de los escritores es el infierno de las naciones”. Se analiza la transformación de la figura de la barbarie, que da cuenta de que la novela no solo implica este despojo de civilización, sino que añade un tono de resolución de dichos conflictos, formas de visibilidad a espacios ajenos y dañados. La novela encuentra en América Latina su paraíso, pues las problemáticas permiten escribir obras magníficas cuyo sentimiento no se pueden apreciar en otro lugar.

El conversatorio finalizó con la exaltación a las lenguas latinoamericanas, al idioma y al reconocimiento social de cada país. Asimismo, se reconoce la importancia de la literatura en cada lengua, en sus expresiones, en la vida diaria, y que conlleve a una construcción ciudadana.

La infantil despedida

El escritor cerró su participación en la FIL con la narración de su cuento Fonchito y la luna. Esta actividad, más allá de ser una lectura para la familia, se convirtió en un encuentro entre niños, niñas y el Premio Nobel, a quien ansiaban conocer.
Las familias se reunieron desde temprano a la espera de poder ingresar a la sala. Pequeños y grandes lucían sus cuentos emocionados.

En el escenario, un grupo de niños y niñas daría inicio al evento con la revisión de las obras de Vargas Llosa, quien ingresaría a la función al escuchar el deseo de estos pequeños de poder escuchar el cuento de su propia voz. Antes de iniciar la lectura, el autor les comentó sobre la creación de este relato infantil.

La narración fue acompañada de las imágenes originales del cuento, realizadas por Marta Chicote Juiz. Una lectura sencilla, pausada, con una sutileza que se relaciona con el tema del cuento, el romance infantil. Tras el fin de la historia, los menores abordaron a Mario con una serie de preguntas vinculadas al texto y a la inspiración del mismo: ¿Nereida es una persona real? ¿Significa algo para usted la luna?, entre otras inquietantes dudas fueron respondidas por el autor, quien además alentó a todos a continuar y fortalecer su proceso lector.

Después de este fuerte consejo, se dio pie a la parte más emotiva del día, la invitación al escenario a Colber Ruíz, niño de la región de San Martín que escribió un cuento sobre Vargas Llosa y cuyo profesor hizo llegar a sus manos. Colber leyó su historia a los presentes, agradeció la oportunidad y abrazó al escritor por tan bello momento.

Tras dos días de conferencias sobre la realidad de Latinoamérica y el Perú, este acto de clausura simbolizó el encuentro entre generaciones que buscan trasgredir sus realidades y hallar un espacio de paz en la literatura, sin olvidar la lucha interior que se vive cada día.

Tres días no fueron suficientes para escuchar a Vargas Llosa, pero nos queda la esperanza de verlo volver una vez más, quizá ya no con homenajes ni reconocimientos, sino esta vez por el puro deseo de visitar esta nación que así como lo pudo lastimar y herir, también le ofreció sus recuerdos ahora novelados y que guarda en su pueblo el ideal de escucharlo una vez más.

Datos FIL

– En el centro de la feria se encuentra la Exposición Mario Vargas Llosa. La libertad y la vida. Una muestra en la que podrás recorrer la vida literaria del autor. Allí también se encuentra a la venta sus obras en distintas ediciones.
– Se continúa realizando eventos sobre la obra de nuestro Premio Nobel de Literatura. Puedes revisarlos en la página web de la Feria Internacional del Libro de Lima:

https://www.fillima.com.pe/programa-cultural/

Si te lo perdiste

– Si no pudiste ser parte de alguno de los eventos, algunas páginas realizaron transmisiones en vivo que puedes revisar. Aquí los enlaces:

“Los paraísos narrativos de América Latina”

https://www.facebook.com/megustaleerpe/videos/370536803515360/

“Lectura del cuento para niños y niñas Fonchito y la luna

https://www.facebook.com/megustaleerpe/videos/685978525159196/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s