Christian Solano: “Reynoso es un escritor al que regreso siempre”

Entrevista por Ayax Espinoza

Uno puede toparse con un libro de diferentes maneras, a veces te lo recomienda un amigo, lo encuentras en una librería, en una biblioteca o es un texto obligatorio en algún curso; sin embargo, con el libro Una Calma Aparente (Animal de Invierno, 2017), de Christian Solano, la situación fue curiosa. Mientras revisaba mi inicio de Facebook noté que un grupo de amigos se habían retado a escribir cuáles fueron los libros más recientes que habían leído. Entre la variedad de autores y obras,  que iban desde los más conocidos hasta los más rebuscados, encontré un post que mencionaba a Una Calma Aparente como un libro crudo, pero que al mismo tiempo llevaba al lector por las calles de los conos de Lima. Llamó mi atención y decidí buscarlo. Lo encontré en la Feria Internacional del Libro y para mi sorpresa también encontré a Christian Solano firmando autógrafos. Esto último me motivó a indagar sobre su trayectoria como escritor y descubrí  también que es autor de Almanaque (2014) y Motivos de Fuerza Mayor (2015), libros que recopilan microrelatos con temas centrados en la relación de pareja como el enamoramiento, noviazgos, matrimonios y divorcios.  Dicho lo anterior, decidí centrar esta entrevista en su última obra Una Calma Aparente, pues considero que aún hay mucho por indagar tanto en algunos aspectos con respecto al autor y la crítica. La entrevista fue realizada en las instalaciones de la librería SBS sede La Marina.

Entrevista en SBS

Christian Solano, autor de Una calma aparente, y Ayax Espinoza, miembro de la Red Literaria Peruana

 

Ayax Espinoza: Christian, ¿qué opinas de “Periodo de prueba”? Me comentabas que era uno de los cuentos más apegados a ti, pero al parecer no ha sido recibido así por los lectores.

Christian Solano: Mira, cuando escribí “Periodo de prueba” fue una experiencia muy íntima, porque es uno de los cuentos del libro más autobiográfico. Desafortunadamente, nadie, o casi nadie, ha hablado de él, en ninguna reseña ha sido mencionado. Incluso cuando me han preguntado si tal o cual cuento tiene rasgos autobiográficos, ninguno ha mencionado ese cuento. Personalmente, hay muchos guiños a mi vida en ese cuento. “Periodo de prueba” fue traducido al francés en un proyecto de traducción de cuentos peruanos, de la Universidad de Poitiers. Es un cuento con el que siento más filiación. Bueno, uno trata a los cuentos con el mismo afecto, como si fueran hijos sobre los que hay que repartir un cariño igual. Escribí con la misma dedicación cada uno de ellos, aún cuando se diga que uno es mejor que otro. Si no hubiese tenido la certeza de que el cuento estaba listo para mí, no lo hubiera publicado. Pero cada uno hace una lectura desde sus propios afectos, cada uno se enfrenta al texto de manera distinta, en un momento distinto, desde su propia experiencia; hay muchos factores que hacen que a unos les agrade más un cuento que a otros.

AE: ¿A qué autor recurres más o a cuál te sientes más pegado?

CS: Te diría que, si se trata de literatura peruana, Reynoso es un escritor al que regreso siempre. Hace poco me invitaron a escribir algo por cumplirse un mes del fallecimiento de Luis Loayza y también recalé que los cuentos de Loayza han sido una gran influencia. De afuera puedo mencionar a Denis Johnson. El año pasado, por ejemplo, leí a Lucía Berlín que tiene esta onda carveriana pero sin el mainstream, digamos. Amy Hempell es otra escritora que me apasiona.

AE: Para romper el mito que dice que pasaste del microrelato al cuento, y se especula que pasarás del cuento a la novela; en lo personal creo que no es el proceso, pero es lo que dicen, ¿qué opinas al respecto?

CS: No creo que exista este paso, no es jerárquico, no es escalonado, ya que esto implicaría que exista una supremacía de uno sobre otro. Yo más bien cuando me siento a escribir dejo que salga lo que tengo en ese momento metido en la cabeza, no pienso mecánicamente en sacarlo en un formato. Sabemos esta anécdota de Bryce que empezó con el Julius como un cuento y terminó siendo una novela. Creo que uno no lo decide, aunque tengas una estructura no decides el formato, tal vez yo sea más intuitivo, aunque soy consciente de que esto me juegue en contra. A lo mejor sea por eso, que me está tomando más tiempo terminar la novela, porque a la par estoy escribiendo cuentos, los dejo salir, no puedo postergarlos, suelo interrumpir mucho lo que escribo si otra cosa se me ocurre. Ahora mismo, quizá escribir los cuentos le gane la pasión a la novela y salga un libro de cuentos antes, no lo sé, no ando presionado por el tiempo, todavía soy independiente.

uan calma aparente

AE: En todo caso, si dejamos de lado Una calma aparente, sabemos que la construcción de Lima es difícil. Digamos que en general se tiene una imagen de Ribeyro, de una Lima antigua. ¿Qué opinas de eso?

CS: Bueno, sí, la construcción de Lima se había quedado estancada en los 50 en la literatura. La Lima del libro no es la de Loayza o la Reynoso, porque las calles son distintas; los conos son una realidad: el mestizaje. Tampoco es que sea algo nuevo, hay proyectos como el de Giovani Anticona, donde se concibe Lima en tres novelas (Lima Norte, Lima Sur, Lima Este). La Lima de Una Calma Aparente se inscribe en los conos, en los lugares populosos: hay personajes de todo tipo, hay otras religiones y hay tradición popular, toca todas las escalas sociales. A mí me parece que a pesar de no haber sido adrede, sí hay una intención, de hacer de Lima parte importante. Es inevitable, es aquí donde vivo, pero digo que no fue intencional porque no son cuentos escritos en un mismo periodo de tiempo, sino que ha sido una recopilación de cuentos que he ido escribiendo a lo largo de casi quince años. Junto al editor quitamos varios cuentos que no pertenecían a la atmosfera de Una calma aparente, pero básicamente ese trabajo fue editorial, de Leonardo Dolores y de Lucho Zuñiga. He quedado muy contento con su impecable trabajo.

AE: El cuento “Parque de Las Leyendas” ha sido duramente criticado, pues algunos consideran que no está elaborado completamente ¿Qué opinas al respecto?

CS: Es interesante que hablemos de “Parque de Las Leyendas”. Mucha gente lo tilda como el cuento menos trabajado del libro. Yo creo que no es así, no tengo nada contra los spoilers así que me referiré a lo que sucede en el final del cuento, a una pareja de jóvenes le roban a su bebé en la entrada al Parque de Las Leyendas. Lo que yo quería conseguir en ese final era ese sinsabor de que falta algo. El cuento avanza con dos historias, una en la que cuenta cómo le roban al niño y otra en la que la hermana de la protagonista se pierde, pero en esta historia sí la encuentran. Esa sensación era lo que quería yo que quedara, que falte algo, en este caso, el niño. Incluso se me propuso cambiar el final con un reencuentro madre-hijo, pero yo no quise. Me gusta esta interacción con la crítica, porque un libro no es como un disco que pega tres hits y de las demás canciones nunca sabemos nada. En este caso hay variantes, algunos prefieren un cuento más que otro, y esto es una experiencia en lectores como en la crítica. Esto es porque, como te decía antes, cada uno enfrenta al cuento desde su experiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s